Archivo de la categoría: Uncategorized

Vivitos y coleando, reflexión personal sobre la caza

Esta entrada. es una reflexión sobre la caza y nuestra supervivencia, que necesita de la muerte de animales y plantas para ser posible.

Es mi opinión, y después de toda una vida moviéndome en la naturaleza, Intento ser lo mas objetivo posible

Possum en Tasmania , el butano estaba lógicamente apagado

Los animales han sido mi pasión desde pequeño, no sabía leer y en lugar de cuentos, pedía a mis hermanas que me leyeran los libros de animales que mi padre, conocedor de mi pasión, me iba comprando. Eran auténticos textos sobre zoología y no cuentos para niños.

Con mi padre me veía todos los programas de Félix. Hubo muchos antes de El hombre y la tierra, en aquel tiempo el concepto alimaña afectaba desde las culebras a los osos y a rapaces, a mustélidos…Por ello pienso que, a pesar de unos pocos detractores, prueba de que por grande y honesto que sea alguien ,la envidia es una enfermedad corrosiva Rodríguez de la Fuente  hizo una labor insustituible en favor de la fauna Ibérica y de la fauna en general

Felix

He tenido la suerte de conocer a dos personas que trabajaron con él. Uno fue mi amigo Edgardo González Niño, que lo guio grabando el hombre y la tierra en el amazonas Venezolano y ya difunto por desgracia, nadie es eterno. El Niño González como le llamaban algunos en el Territorio Federal Amazonas, pasó de ser un exiliado político del dictador venezolano Pérez Jiménez, a ser el primer no mestizo (Sixto Sequera mezcla de indio y criollo fue el que le llevo) que vivió 25 años con los Yanomamis del Alto Orinoco. Ningún antropólogo ni misionero había llegado todavía a la zona, sí lo habían logrado, gente de leyenda como Eloy Fajardo, que comerciaba ocasionalmente con los indígenas del del citado Alto Orinoco. Eloy participó en la expedición francesa que descubrió las fuentes del Orinoco (y por cierto nunca le pagaron sus servicios como guía, pero esta es  otra historia)

Solo tengo una par de fotos con Edgardo, estarán perdidas, entre mis miles de diapos sin escanear (lo conocí cuando el ya tenia 70 y yo 29 recién cumplidos allí en Venezuela ) solo he encontrado una foto y una reseña sobre el en la red , algunos grandes pasan sin dejar apenas estela , pero puedo afirmar que mi devoción por los indígenas viene de este hombre .El si podría decir de si mismo ! soy leyenda!

Edgardo

Encontre a estos grandes  hombres en la primera gran hazaña “barrallil”: bajar, en 1988, el Alto Orinoco y el Casiquiare 700 km, con una  balsa de  troncos, sin tener casi experiencia en la selva. A lo que vamos, Edgardo me dijo textualmente “llevé a Rodríguez de la Fuente con los Yanomamis por que trataba a los indios como personas”. Edgardo también guio a Walter Bonati  en un intento de ascender al cerro Druida; también me habló bien del maravilloso alpinista y aventurero italiano.

La balsa en el Casiquiare 1988

En la balsa veinticinco días comiendo mal y 16 solo 200 gramos de las raciones de emergencia ,vease las caras y comparasen con los realitis televisivos

El segundo personaje , que trabajo con Felix , fue Aurelio Pérez, que colaboro con el muchos años, estaba en Alaska cuando murió. Aurelio me ofreció ir con él al campo. Estamos hablando de uno de los más grandes naturalistas del país, pero como soy un capullo lo fui dejando. Como Edgardo, tampoco Aurelio era eterno y un día me enteré de que había muerto. Más de un bichero me dijo en su día “¡que Aurelio te ha dicho que vayas con él al campo! ¡Si no se lo dice a  casi nadie!”. Él fue quien me dijo una frase, que me ha reafirmado en meterme de lleno y compartir en esa filosofía:  “como al final me moriré, algún día, lo que sé lo tendré que transmitir”. Ahora me arrepiento de no estar entre los que hubieran podido transmitir,  al menos algún  pequeño conocimiento de este gran hombre. tampoco tengo ninguna foto con Aurelio , siempre pensé ya las hare en el campo ,pero ese momento no llego y fue a parar al archivo de para otra vida. me quedo con un comentario que dijo a terceros ! este podría ser un buen naturalista , jaja y eso que me vio confundir una egralopila , con un excremento de zorro, bueno hace mucho de eso jajaa

CIERVO ROJO ESPAÑA 030
Berrea España

Como casi todos los que hemos vivido  en un casi constante pulso sano con la naturaleza, siempre he tenido una vena cazadora que apaciguo con la caza con cámara de fotos. Ya empecé con la caza fotográfica a final de los 70 pero ni tenía un equipo lo bastante potente, ni la oportunidad de viajar a paraísos faunísticos, lo arregle en la actualidad, metiendo en los viajes que guio observación de fauna- Eso me permite fotografiar animales en lugares somo Sur América , África , Asia , Australia y Norte América

Algunos trofeos por esos mundos, todos estarán vivos aun !espero!

Como se ve, se pueden tener muchos trofeos , sin matar un solo animal. El 90 por ciento de las fotos son animales salvajes ( Cabra de las nieves, zorro gris y buey almizclero ,se hicieron en un parque en Yukón . donde los animales tienen mucho espacio)

Sobre el foto trampeo, es una asignatura pendiente,, que tendré que abordar después del Covid (para un guía la pandemia es ruinosa) Si alguien esta interesado en las técnicas de supervivencia , practica a montar trampas y luego las desmonta, puede colocar una cámara, y ver si realmente el animal se hubiera acercado al lugar

El rastreo es algo en lo que me estoy iniciando (aunque siempre hice pinitos) , lo hago con un maestro pionero en nuestro pais, en cuanto a rastreo JM Galán Bueno con Galán si tengo fotos , de mayor ya aprendes que nada dura eternamente

Mi  siguiente sucedáneo son los simuladores de ordenador. Es tan real que con un poco de puesta en situación,  parece verdadera caza, pero ni mueren los animales, ni yo cuando me atacan y no puedo pararles. Realmente empecé con ellos, para entrenar el repeler  un posible ataque de oso cuando  trabajo guiando. Es muy costoso andar disparando a dianas con armas de verdad,  no puede hacerse en cualquier sitio, solo en galerías de tiro. La ética debe estar presente incluso en los juegos. me cabreo si no doy a un animal en un punto vital y tarda en morirse, y me obligo a seguirlo para rematarlo . Es ridículo son dibujos ,pero me he puesto esas normas

También «cazo» siluetas de plástico con arco y como dice un amigo JA Casanova( uno de los instructores legendarios en la ESDM que dirijo) ! no se muere ninguno! José fue cazador y lo dejo ,porque no le gustaba el ambiente que hay relacionado con la caza en algunos pueblos de España, y porque al final le daba pena ,de lo que mataba. a pesar de que se comía cualquier animal cazado. El me dice no tiras mal con el arco, cuando te centras ,pero tenias que hacerlo mas regularmente ,.El arco requiere mucha dedicación ,mas si tiras con arcos tradicionales

JA Casanova en un curso ESDM el de las flechas hechas por el , en las manos

Probando un arco de castaño ( foto de la derecha arriba) hecho por mi con el maestro Alfonso García Oliva

Alfonso G Oliva con un alumno en un curso ESDM

Rara vez  he tenido que matar algo para comer, pero tengo perfectamente claro que otros lo hacen por mí, Por eso a veces he querido tragarme lo duro que es matar. En los tiempos de la Escuela de Supervivencia de Madrid original (1986-2001), durante  los curso con medios primitivos, desollábamos y despiezábamos  alguna cabra, aprovechando  la carne, la piel, los huesos…Yo había visto muchas veces como hacerlo en Marruecos a mi maestro Yousef bereber Ai tata

Es cierto que se desuella muy mal un animal muerto horas antes. Matar la cabra in situ podía parecer políticamente incorrecto, pero yo creo que no, porque vivimos a costa de matar animales y plantas. Los vegetarianos tampoco se pueden querer librar del la culpa, pues cultivar grandes extensiones supone la degradación del medio y el fin del ecosistema casi entero. Somos 7000 millones de personas, es casi un milagro que sobreviva algo más en el planeta a parte de nosotros y como decían los indios del norte no sobreviviremos mucho tiempo sin naturaleza y sin animales. El matar la cabra era como expresar: “los animales  no se suicidan para que nos los comamos, ni nacen en filetes, dentro de un envoltorio de plástico. El cordero o el pollo que te comes era un animal vivo no hace mucho tiempo”.

Recuerdo la sensación terrible de sujetar un animal indefenso taparle los ojos, pedirle perdón, por tener que necesitar matar para seguir viviendo (eso también lo aprendí de los “salvajes”) y cortarle la garganta y la tráquea a la vez con una hoja de sílex. Al menos era rápido, mucho más rápido y menos traumático que el  hacinamiento de un matadero industrial, donde los animales pasan  días  sometidos a estrés hasta que los matan. El animal matado en el campo, al menos no sufre hasta el final y si se hace bien son segundos. Yo necesitaba al menos sufrir ese momento si no, no podría seguir comiendo nada de ningún animal o planta. Mis amigos reneros de  Laponia se quejan de que por leyes de la Comunidad Europea, no pueden matar los animales sobre el terreno. Si van  a venderlos a terceros, y hay que meterlos en un camión y llevarlos a un matadero a  muchos kilómetros. Ellos  afirman, y saben lo que dicen pues un pastor de renos ama a sus animales casi tanto como a su familia .Los renos sufren más en el transporte y la espera. En ese tiempo se dan golpes y cornadas de pánico. De algún modo saben que los van a matar.

Recuerdo que una vez un alumno se rió. No pude evitar decirle, como una sentencia: “si te ríes viendo morir a un ser vivo, más vale que mires dentro de ti”. Pienso que no debe haber más sentimiento que respeto, llegados a este punto la pena, la broma o la satisfacción están fuera de contexto.

El primero en influir en mi conciencia de no matar animales solo por placer fue mi padre. De niño él me enseñó a disparar con escopetas de perdigones. Disparábamos a botellas, dianas y otras cosas por el estilo, pero cuando íbamos a pescar a mí me daba por emular a Daniel Boone, mi héroe de la tele. En esas exploraciones cayó algún lagarto, lagartija y alguna rata. Por aquel entonces era muy fácil ver ratas en Madrid. Como vivieras en un bajo, como te descuidaras, podías tenerlas hasta dentro de casa. Dado que  las ratas se consideraban peligrosas y tenía que dispararlas a  muy pocos metros, pues aquellas escopetillas no eran muy potentes.  Me parece  justificable cuando lo recuerdo, ya que no dejaba de tener su riesgo para un niño de 10 años.

Poco a poco disparaba cada vez mejor, al final un día cayó el primer pájaro, cuando se lo  enseñe a mi padre me dijo un poco serio: “¿Te lo vas a comer?”. Me quede un poco parado. Por suerte mi tío José Luis  que venía a pescar con nosotros, como chico criado veranos en un pueblo, se llevó a la difunta avecilla con fines gastronómicos. La segunda víctima vino a las pocas semanas, era un mosquitero, un pájaro pequeño y muy bonito. Cuando se lo enseñé al viejo me dijo: “Pobrecillo es un insectívoro, mira el pico”. El razonamiento de mi padre, y la sangre del pajarillo sobre mi mano, despertó en mi mente infantil el concepto de  muerte inútil. Entonces me juré no volver a disparar a nada si no fuera en defensa propia o por verdadera necesidad de comer.

Eso lo he mantenido hasta hoy. Al trabajar en zonas donde hay osos potencialmente peligrosos tengo a veces que cargar con  un arma. Por suerte son muy pocos los animales que he tenido que matar para comer, y la mayor parte eran invertebrados o peces, pocas aves o mamíferos han muero por mi mano. Aunque hay que ser consciente de que cada vida humana ha provocado la muerte indirecta de cientos de animales y miles de plantas, no hay otra manera de sobrevivir.

Spitbergen 76-80 grados norte ir armado, es obligatorio si te mueves por dentro de la isla(osos polares)

No me gustan a los cazadores “señoritos” que en caras monterías que son mas un hecho de marcar poderío económico disparan con miras telescópicas y armas de gran calibre a piezas, que hace unas décadas se cobraban con escopetas en las monterías de pueblo. Estas tienen un alcance mucho más corto que cualquier rifle, los animales tienen más posibilidades. Tampoco me parecen bien los que tienen como hazaña llenar el suelo de caza menor muerta con sus escopetas repetidoras . O los cazadores de trofeo que tampoco me parecen correctos .Cuántos animales que no pude fotografiar por falta de luz o por estar demasiado lejos habría podido matar si lo que buscaba era un trofeo! Tengo la cabeza de muchos en una imagen y el animal la sigue teniendo en su sitio. La mayor parte de los safaris en África se hacen en fincas con anímales repoblados y con un cazador profesional al lado, no hay gran riesgo y cualquiera incluso disparando mal puede cargarse un león o un búfalo pues el profesional normalmente dispara a la vez. Hay en esto menos mérito que en las fotos que hace cualquiera en un parque nacional africano, eso sí hay mucho menos dinero por medio.

Costa Este de Spitbergen 78 grados norte

No obstante la caza es un negocio legal y aunque sea con la muerte inútil de muchos animales , da de comer a mucha gente , asociada a esta industria , que yo no lo apruebe , no significa que le quiera desear la muerte a ningún cazador , ni hable de prohibir la caza , si por mi fuera , solo se debería cazar , lo que te vallas a comer , nunca por trofeo y sin utilizar medios como realas de perros para sacar la caza de la espesura, pero es solo mi opinión El equilibrio esta tan roto que la caza controlada es necesaria , no es cierto que dicho equilibrio se restablece con los animales predadores , eso puede llevar décadas , y la principal condición es que nosotros desaparezcamos Los humanos degradamos el medio de cualquier forma con una población de mas de 7000 millones de monos sabios, el equilibrio se fue rompiendo a medida que la humanidad salió del Mesolítico y entro en el Neolítico , se empezó a cultivar, la población aumento, y poco a poco llegamos al mundo que conocemos , ,donde salvo los pocos indígenas no contactados que quedan en la tierra. Todos de un modo o de otro contribuimos a el deterioro del planeta, aunque es cierto que unos mas que otros La cuestión es que no puedes llamar asesino aun cazador que cace legalmente , salvo que te alimentes solo de frutos y semillas y aun así nuestra existencia degrada el medio natural . No vivas en ciudades, no uses cosas que salen de fabricas, ni teléfonos móviles ni ordenadores, ya se que esto no es posible normalmente ,por pero por ello hay que ser cauto a la hora de demonizar

Es cierto que ciertas practicas de caza serian cuestionables y yo no las apruebo ,como ya he expuesto, pero del deterioro del planeta , casi todos como cito somos responsables

No puedo sin embargo, dejar de valorar a otros cazadores que conozco y he conocido: pastores de la provincia de Guadalajara(España) que en los 60 cazaban con trampas conejos y perdices para comer, o salían con viejas escopetas y con los cartuchos justos, porque la munición era cara. Furtivos de carne en Ciudad Real , que habían crecido sufriendo a los terratenientes, dueños de inmensos encinares, donde solo podían cazar ellos y sus amigos ricos. Estos furtivos llamaban asesinos a los de la ciudad cercana, que aunque también furtivos, solo buscaban las cabezas de los animales. Mis amigos en el norte de  Finlandia o Canadá que cazan legalmente alces o bisontes  y eso suponen carne para varios meses en un congelador. Y cómo no .todos mis queridos indígenas, para los que la caza es vital para sobrevivir, y que frecuentemente son expulsados de sus tierras, convertidas en reservas, para preservar solo a los animales, olvidándose de que los pobladores autóctonos, que cazan con tecnologías ancestrales, son también parte de la biodiversidad. Nadie encarcelaría a un león por cazar,  tampoco  a un oso polar, pero sí a un Inuit o a un San (Bosquimano).

Buenos cazadores también conozco en España,, algunos con arco . gente que  caza solo lo que se come  y no por trofeo

En cuanto a la practica de la supervivencia como actividad lúdico deportiva ,puedo afirmar que estoy entre las personas que ha contribuido a la investigación, enseñanza y difusión de esta actividad desde los 80, por ello puedo afirmar , que llegar al supuesto de tener que cazar o pescar para sobrevivir es un supuesto raro, si haces las cosas bien nunca te veras en la situación, y si te ves en una supervivencia real ,la recolección según te mueves será mucho mas operativa

La naturaleza ya esta bastante deteriorada , con la moda Discovery ,ocurre que mucho urbanita, puede verse tentado de salir al monte y matar lo primero que pille por » sobrevivir «puedes ensayar a montar una trampa , pero debes desmontarla después , una cámara de foto trampero te permitirá saber si el animal realmente se habría acercado . es ingenuo pensar que con una sola trampa vas a cazar . algo ,he acompañado varias veces con cazadores indígenas y literalmente cubren una gran zona , hacen pasos, conocen muy bien los hábitos de la fauna , aunque cebaran las trampas, el cebo duraría poco por eso normalmente no lo hacen

Sobre caza con indígenas en 1991 visite una zona en el centro de Sumatra , territorio tradicional de los Orang Kubu , pueblo autóctono del centro y sur de de la isla nunca habían visto un occidental ,los niños nos tocaban la nariz extraña para ellos- La desforestación los tenia acorralados ,dada la falta de animales ,la caza con lanza ya era poco posible , tenían viejos rifles de avanzara holandeses , que eran ahora ilegales , con Brag el jefe del grupo familiar salimos a cazar , una noche , en un cauce oyó dos animales, eran tapires malayos ,levanto el arma pero no disparo , no estaba seguro de matar lo con aquella munición ( tubos de pasta de dientes fundidos al fuego. El tapir esta en peligro de extinción pero los Kubu también , lo habría matado yo ,el desastre ecológico de la zona no lo provocaron ellos Mientas se desarrollaba una conversación en el pequeño poblado de palafitos , de mi ex el traductor funcionario indonesio y el resto de la familia Kubu , sobre los miedos , su miedo era lo que pasaría dentro de diez años , ellos no sabían vivir fuera de la selva es probable que las plantaciones de palma hoy cubrirán la zona, y los indígenas solo serán un recuerdo

Sobre probar por practicar , hay que tener en cuenta que los medios de fortuna no son selectivos ni legales y suelen provocar mucho sufrimiento al animal, Una persona podría cazar o pescar cuando se mueve por la naturaleza ,hay gente que lo hace y se come lo que obtiene, si esta gente vive en la zona y lo ha hecho siempre es correct , si no se mata lo primero que se te cruza esta es la clave, en todos los casos, seguir las leyes tanto las establecida como las que marca la ética

… No deja de tener su posible riesgo cazar sin matar Hace unos años en Kenia acechaba a pie a unas jirafa para hacer una foto tipo carnet, vamos sacando solo la cabeza. Un amigo masái me grito “comander ‘caerfoul’ in left side bufalooo”. Y ¡hostia! tenía un búfalo joven a veinticinco metros. Me toco volver a hurtadillas para atrás hacia el coche, eso sí el búfalo tuvo su tipo carnet, aunque salió desenfocado.

Mi búfalo desenfocado por la impronta del momento jajaa

“Para que veas… ¡te la juegas y a veces ni foto ni na’! Si tuviera la pasta, y estuviera dispuesto a gastarla en ello, y con un rifle ( tiro lo bastante bien y a esa distancia), para que el animal no lo hubiera contado. Pero para qué poner una cabeza en la pared, que nunca va a volver a correr por la sabana, diciendo “aquí estoy yo”. ¿Hay algún torero que  me quiera dar un pase con la cámara

¡Con las cabezas que caben  en un disco duro! yase ha visto en el texto

Nunca mates nada sin necesidad , aunque sea una planta

Jaime Barrallo Director técnico ESDM . Guía en sitios salvajes de todo el planeta hace mas de veinte años , fotógrafo profesional en sus años jóvenes, y que ha tenido la suerte de aprender de muchos grandes maestros

El bicho es un Grizzli

Podemos reflexionar sobre por qué desde el pasado siglo XX hemos degradado el planeta más que en todo el resto de la historia humana conocida (unos 500.000 años). Según los datos de Joseph Epes Brown en su libro Animales del alma, en 1840 la población de bisontes de Norte América era de unos 75 millones de cabezas y cincuenta años después quedaban menos de 1000 animales. Los amerindios y otras causas naturales mataban aproximadamente 2 millones al año, esto era así hace más de 10.000 años y a pesar de ello la cifra de cabezas permanecía constante., Esto me hace pensar que tal vez la extinción de la megafauna del cuaternario se debió mas a causas climáticas que a la caza Los bisontes que faltan hay que ponerlos en la cuenta que le debemos los civilizados al planeta . La razón simple y llana fue acabar con las tribus de las praderas

Extracto del libro de Brown , citado y comentado en Tened cuidado ahí fuera de Jaime Barrallo

Construcción de refugios

Extracto de partes del libro Tened cuidado ah fuera Jaime Barrallo Mi bestseller ediciones

Lo que trato de exponeros aquí , es que un refugio de emergencia debe poderse construir en poco tiempo y apenas sin material

Recordar que solo debemos hacer un refugio con materiales naturales en una emergencia ,o en lugares donde haya ramas de poda , hojas caídas.. , hierba alta seca fuera de terrenos privados , cortarla es beneficioso por el riesgo de incendios

Circulan muchas fotos de refugios bonitos por la red que parecen sacados de un catalogo del IKEA , y generalmente quien comparte no los ha construido, por tanto no se sabe ni el tiempo que se necesito para construirlos , ni el material. Hacer una mini cabaña de troncos , es una obra que nadie emprendería , para pasar una o dos noches .cuando nos estamos moviendo por la naturaleza .En el caso de una emergencia , normalmente no se tiene ni la energía ni los materiales necesarios

El Fheng shui. esta bien en la ciudad o si te quedas a vivir en el monte , ! Pero estamos a supervivencia o a que estamos pues! como diría un vasco

Aunque algunos refugios pueden hacerse casi con las manos, y estos son los mas operativos sobre todo en caso de emergencia. Algunas herramientas ayudan

Hay que tener en cuenta que dichas herramientas, no pueden ser muy pesadas

Por ejemplo hay muchos tipos de hachas y como seguramente las lleves a la espalda, mide lo que llevas, una persona entrenada o simplemente con un mínimo sentido común ,debería poder hacer un refugio , desde sin herramientas, hasta con las mínimas cuchillo pequeño ,sierra de cable ,algo de cuerda natural fina como el bramante( cuerda de fibras naturales que se vende en cualquier ferretería)

Esto de las herramientas pesadas , hachas . sierras de mano … es un tema amplio y del que circula mucha información por la red ,pero recordar no es vital disponer de ellas `para hacer un refugio de urgencia

En una emergencia ,es probable que no tengamos ninguna herramienta, y no por ello será imposible hacer un refugio .Hay demasiado marketing sobre este asunto de las herramientas de supervivencia Bushcraft , no olvidéis que los colonos de mil novecientos ,llevaban: caballos .,carros , canoas.. y podían transportar un taller de herramientas al campo, no es vuestro caso supongo , salvo que vallas en coche o canoa al lugar de lo hechos claro

Una persona experimentada no debe necesitar un hacha o una sierra de mano para construir un refugio de emergencia , incluso sin un cuchillo es posible , hacemos demostraciones continuamente en los cursos de ESDM

En las fotos de abajo , no se emplea ninguna atadura ni herramienta , las hojas de palma son un ejemplo , se pueden colocar simplemente palos sobre una estructura hecha con cuatro horquillas y un palo largo

La estructura se sujeta con horquillas cruzadas

En otros casos se pueden  cruzar  dichos palos, haciendo presión unos con otros formando un enrejado, o se unen con amarres cuadrados o diagona­les. Lo más normal es que se hagan las dos cosas intentando el menor número de ataduras. Si se va a cubrir con elementos naturales, es necesaria que la estructura sea tupida.

– Hacer impermeable un refugio solo con estos elementos es laborioso en nuestras latitudes, al margen del impacto ecológico.  El refugio será impermeable cuando la cubierta no deje pasar la luz.

– Las cubiertas se colocan superponiendo el extremo de las primeras capas sobre las siguientes (de abajo hacia arriba). Salvo que  llueva, en ese caso  puede hacerse  al revés,  pero cuidado,  si superpones al revés sin montar la capa de arriba sobre la capa de abajo, el agua se cuela por los huecos. Los haces de hierba por ejemplo se atan para que cubran más y sean más estables, puede utilizarse la propia hierba para atar. En caso de emergencia, podemos colocar la hierba en capas sin ninguna atadura . En ese caso colocar palos en cima para que no se vuele, como veremos mas abajo en el texto

Aunque no es imprescindible, una herramienta cortante, como un cuchillo grande, hacha, sierra de cable o navaja serán   útiles .Pero en caso de urgencia podemos partir palos incluso por presión,   haciendo fuerza con un pie si colocamos el palo  apoyado contra algo, se trata de dar un fuerte taconazo, claro hay un límite de grosor para esto. En general es preferible utilizar los palos finos que se pueden cortar con facilidad con una navaja, cuchillo pequeño o una sierra de cable o incluso las manos; estos  son los mejores para una estructura de refugio para pasar la noche ya que no pesan demasiado.

Como fijar las cubiertas.

Como ya citamos, realmente lo más rápido en una emergencia es colocar los palos en oposición unos con otros, haciendo las ataduras mínimas. Luego las cubiertas se van echando encima con cuidado,  enganchándolas en la estructura pero sin atarlas y es conveniente con materiales como hierba, poner algunos  palos gruesos  encima para evitar que el material se  vuele. Hay que tener en cuenta que en una emergencia, la rapidez  suele ser vital, cuanto antes te protejas del frío, de la lluvia o el calor, menos riesgo  de hipotermia o de deshidratación.

En refugios muy elaborados, disponiendo de tiempo y sin la premura de estar expuestos a  los elementos, pueden atarse, aunque no suele ser necesario. En ninguno de los refugios expuestos se han atado las cubiertas  a la estructura

Refugio en secuencia con algunas ataduras

Para atar si es necesario, es preferible , como ya hemos citado utilizar cuerdas finas con materiales naturales como bramante, que permite ataduras muy firmes y es biodegradable. Estas cuerdas de 1 o 2 mm permiten llevar muchos metros en poco espacio.

También  pueden utilizarse en una emergencia cuerdas de procedencia artificial como los cordones de suspensión de un parapente, los de los zapatos, incluso algunos elementos de un automóvil  o avión accidentado, como cinturones, cables…

O fabricarse con los medios naturales disponibles a nuestro alrededor: como cortezas sauce, torvisco…, tallos esparto, eneas, ortigas, cardos aunque esto es laborioso, lento y a  veces no encontraremos ninguna de estas plantas. Por tanto   normalmente  no  es aplicable, salvo como práctica simulada. Las zonas templadas no son como la selva donde es sencillo obtener todas las lianas necesarias en poco tiempo.

El problema de la falta de impermeabilidad de las cubiertas, puede solucionarse con el sistema doble capa. Por ejemplo ramas de árbol caído con hojas o matorral  y encima  hojas , hierba, agujas de pino , en cada terreno hay que adaptarse a  lo que hay. Estos materiales de la segunda capa pueden fijarse como ya citamos  poniendo algunos palos encima para evitar que se vuelen.

Una vez más en zonas tropicales es sencillo hacer un techo impermeable, eligiendo bien las hojas adecuadas.

Es vital aislarse del suelo con elementos naturales o artificiales. No escatimes  si empleas hierba, hojas… ya que enseguida se aplastan y no aíslan.  Es importante que los elementos aislantes estén secos, (utiliza solo elementos como musgo en una emergencia real, las hojas del suelo  , las agujas de pino, puedes usarlas para practicar porque esto  no provocará apenas  impacto.

En zonas muy húmedas y con presencia de vida animal peligrosa , no es recomendable dormir a ras de suelo

Si por una emergencia  o “sitio propicio”, estás varios días en una zona, puedes ir mejorando el refugio cada día. En la primera noche conocerás la mayor parte de los defectos, lo principal, es que si llueve verás por donde entra el agua.

Una mejora importante es hacer una puerta , para evitar con tiempo frio que se escape el calor si dispones de algo de cuerda y algún material para cortar palos a medida. con habilidad y un cuchillo puede hacerse , también con una sierra de cable .

Las mochilas con un cubre para la lluvia , o una gran bolsa de plástico llena de hojas por ejemplo ,pueden hacer de puerta en refugios pequeños , que son los ideales por ejemplo para dormir sin saco , en climas no precisamente cálidos

Recuerda Hay  varios grandes errores  al hacer refugios como :
– Hacerlos muy altos o abiertos por los lados, salvo en zonas cálidas. En caso de frío (normalmente la situación más peligrosa, en  los terrenos donde se centra este libro) nuestro calor se escapará  o se irá   hacia arriba si el refugio  es demasiado alto.
– Refugios grandes: cuanto más pequeño, menos material gasta y en una urgencia o con elementos naturales  es más rápido de hacer y sobre todo más caliente.
– Falta de aislante en el suelo, aunque es menos grave, porque se pierde menos calor por conducción que por irradiación o convención, sobre todo en zonas húmedas es vital aislarse del suelo con elementos naturales o artificiales. La propia mochila (tiene un aislante incorporado la espaldera)….también según en que casos es necesario poner algo impermeable bajo el aislante.
– Otro error muy común es colocar un plástico de suelo, saliendo por fuera de la cubierta, si llueve el agua escurrirá dentro. Igual que no poner palitos o algo similar, un nudo grande vale,  en las cuerdas que van por ejemplo de un árbol a un toldo, si llueve el agua  correría por la cuerda hacia el interior del refugio si no le pones freno.                                                                                                    
Resumen refugios con cubiertas artificiales
Un refugio rápido con material artificial
– Búscate un  toldo con ojetes (orificios) para poner cuerdas de 2×3 aprox., muchos plásticos solo tienen agujeros en los extremos, mejor que busques uno que tenga más de cuatro, ó sea los extremos y otros dos en medio. Para una emergencia vienen bien los colores llamativos, lo ideal es que sea de un color por cada lado (hay algunos verdes por un lado y azules por otro),
– Prepara el  toldo antes de utilizarlo. Colócale cuerdas en los cuatro extremos  incluso en el medio. Ponlo a lo largo y dóblalo por la mitad.  En medio normalmente habrá un agujero  en cada extremo, pon cuerdas allá también. Usa cuerda de poliamida de 2 mm aprox. es lo bastante resistente  y  así no pesará mucho dicha cubierta.  En caso de emergencia si el  toldo no tiene agujeros pero es flexible (con uno grueso es más difícil) pon en los extremos necesarios bolas de algún material ligero (hojas  papel de un sobre de comida vacío, piñas…) envuélvelas  con el plástico y átalas con un poco de bramante y un ballestrinque por ejemplo. Para fijar las cuerdas al agujero del plástico, puedes usar medio pescador doble (un pescador simple o doble se hace con dos nudos, en este caso uso solo uno) 5 clavijas de tienda ligeras completan el refugio portátil. La cuestión es poder atar el plástico rápido a un árbol.  La cuerda del centro  del toldo se ata a dicho  árbol con un leñador   o un tensor, es conveniente por si llueve atar un palito en la cuerda, para que el agua no escurra y te moje dentro del garito. –
La de atrás del toldo se ata a un punto más bajo, matorral por ejemplo, si hace frío o llueve la trasera puede ir casi pegada al suelo. -Las laterales se atan a cuatro clavijas, pueden ir directamente a los agujeros del toldo. En la parte trasera podemos poner solo una clavija en medio, eso permite con veremos abajo doblar las puntas  hacia dentro. -La idea es que quede  más alto por el lado que se entra, y que los bordes  del toldo  estén casi rozando el suelo y las puntas del lado trasero dobladas hacia dentro para no perder calor.
-Para cerrar la entrada podemos emplear cosas como un cubre mochilas  una capa de agua, una gran bolsa de plástico con la mochila dentro. Fija estos elementos a los agujeros frontales del toldo. Esta es la versión frío, en la versión lluvia (temperatura suave)  el toldo puede levantarse más  utilizando cuerdas en los extremos, así este quedará  elevado del suelo por  los cuatro extremos, lo que hace  más cómoda la vida                  
  -Hoy en día y dado que ya existen toldos cuadrados de 3 x3 por ejemplo, han proliferado los refugios  que  una vez acabados están cerrados por todas partes. Se arman fijando el toldo con clavijas al suelo y levantándolo con un bastón de trekking o algo similar. La primera referencia que tengo de este tipo de refugios es un post de EEUU  en la red, publicado en el 2002, aquí tardaron más tiempo en llegar. Condicionado a la falta de disponibilidad de toldos cuadrados de 3×3 en el pasado, para mí son algo reciente y aún tengo que explorar más  las ventajas e inconvenientes. -Como ya hemos citado  antes en el texto, son rápidos de hacer  y conservan bien el calor, el defecto puede ser la excesiva condensación y el mayor peso del toldo.  
(

Imágenes libro Tened cuidado ahí fuera

Jaime Barrallo Director técnico ESDM

TD 2 FEDME guía profesional en zonas salvajes extremas desde el Ártico a el Sahara o la Selva Amazónica

Los tipos de refugios de supervivencia

Para no hacer una sola entrada larguísima estamos dividendo este tema vital, en varias entradas cortas, primero hablaremos de los tipos de refugios, luego seguirá otra sobre construcción de los mismos en zonas templadas templadas , seguida de varias hablando de refugios en areas especificas, como selva , desierto , zonas nevadas

Tipos de  refugios

Tiendas., empecemos por lo más clásico y fácil.

Antes que aprender a hacer un refugio de fortuna; deberías tal vez, saber cómo usar una tienda de campaña, nuestra opinión es que antes de llegar a la fase de me hago un refugio , tendría que venir la de he acampado alguna vez

Si es cierto una persona puede verse metida en el medio natural , sin haberlo pisado antes. por ejemplo en un accidente aéreo con supervivientes, pero todo practicante de actividades en el medio natural, tanto por afición como por trabajo , debe conocer una información mínima sobre tiendas de campaña y su uso

Montar una tienda no es difícil, pero tiene  algunas normas elementales.

Las tiendas ideales para el fin que nos ocupa, como ya he expuesto en material, son las que tienen las varillas por fuera del doble techo y la tienda entera cuelga de ellas. Si hay que montarlas lloviendo o con viento, estaremos antes dentro y sin que se haya mojado la tienda interior como pasaría en un modelo convencional

Para usar cualquier tienda es importante:

– Elegir un sitio plano porque descansar bien es importante: sin piedras o palos en el suelo que aparte de clavarse en nuestra espalda, pueden dañar la tienda, esto es aplicable a cualquier refugio improvisado. – Con las clavijas ir tensando la tienda a medida que las vamos clavando de atrás  hacia adelante o viceversa, primero fija las que van directamente a la tienda, luego los vientos (cuerdas sujetas a ellas que permiten tensándolos, fijarla  y que soporte el viento) – Es fundamental que haya espacio entre la tienda interior y el doble techo, pues si llueve calará donde se toquen, incluso  esto puede  ocurrir también con la condensación.
– Presta atención sobre todo a tensar mejor los vientos del lado que quede más expuesto al viento. – Cuando acabes de montar, guarda las fundas de la tienda, clavijas y palos en un sitio seguro por ejemplo el ábside (espacio en la entrada entre  el doble techo y la tienda interior)
. – Cuando recojas asegúrate de que te llevas todas las clavijas. – Para trasportarla  entre dos se puede separar en dos partes: tienda interior y doble techo, clavijas y palos, por ejemplo. – Si es posible, deja secar la tienda antes de guardarla.
– Si la tienda es auto portante (una vez puestas las varillas se puede desplazar el conjunto)  puedes montarla y moverla si es necesario, hasta encontrar el sitio ideal y luego fijarla al suelo con las clavijas. Siempre hay que atarla algún punto fijo desde el principio si hace viento: he visto una tienda volar hasta sumergirse en el Yukón y un fulano tirarse al agua detrás…!maldito viento bravidooo!
– Por la noche no cierres la tienda  a cal y canto, dependiendo de la temperatura,  si tiene  mosquitera puedes incluso no cerrar la puerta  exterior y dejar la mosquitera subida. Uno de los problemas fundamentales de las tiendas es la condensación. Si tiene respiraderos ábrelos por la noche
– No cocines dentro, mejor en el ábside o fuera, hacerlo dentro requiere práctica y siempre tienes riesgos. En zonas donde hay osos (no será tu caso pienso) lo de cocinar fuera y lejos de la tienda y no dejar comida dentro hay que llevarlo a rajatabla. Salvo con los osos  polares en la época fría, cocinando fuera seguro que antes de que te mate el oso, te matará el frío, aunque seguramente no te veas nunca en este trance como yo.
– Por norma nunca dejes restos de comida cerca de la tienda  o dentro. Podrías atraer zorros, jabalíes…, que lo más que pueden darte normalmente será un susto, pero mejor evitarlo. La comida envasada puedes tenerla dentro (con osos no es posible dado su olfato excepcional), otra más olorosa puedes colgarla fuera pero en un sitio realmente difícil de alcanzar.
– No desmontes las varillas tirando de cada tramo: con el frío o la humedad la goma de unión puede estirarse demasiado haciendo difícil el montaje la próxima noche y recoge las cuerdas de los vientos con nudos que se puedan deshacer fácilmente.
– Si hace mal tiempo y la tienda es de las que se montan con las  varillas por fuera del doble techo, mejor no separar este de la tienda interior cuando lo guardas  cada mañana, eso hará más rápido el montaje. Si se cala, sepáralo cuando estés en casa o tengas un día de sol o al menos sin lluvia  y luego vuélvelo a unir.
– Es recomendable como ya citamos en material, llevar un trozo de tubo hueco para poder  reparar una varilla, muchos fabricantes incluyen dicho tubo  en la  tienda. Algún parche de nylon o esparadrapo, cuerda de vientos y clavijas de repuesto, son también necesarios.  

Hay un mundo intermedio entre refugios improvisados y tiendas en forma de refugios portátiles, estos pueden estar fabricados de poliamida o en material impermeable y transpirable, con dos arcos de varilla o levantado con bastones. A la derecha refugio tubular con dos varillas.

(Fotos: Archivo ESDM)

Refugios improvisados.

Cuando no tienes  tienda, decides experimentar o ahorrar peso, o en una emergencia  viene lo de construir un refugio improvisado.

Los refugios básicamente se componen de dos partes: estruc­tura y cubierta.

Las estructuras pueden ser de madera (palos), piedras o elementos artificiales, como unos  bastones de trekking etc .

Las cubiertas serán ramas de árboles (mejor caídos) matorrales como piornos o jaras, hierba atada en haces, musgo o césped en losas, (no usar  estos materiales salvo en una emergencia real).  Los artificiales como un plástico o  toldo de poliamida (de 2 x 3 o 3×3  metros) preferiblemente con cuerdas en sus extremos, la tela de un parapente, la lona de un vehícu­lo… Estas cubiertas artificiales son más ecológicas al no producir impacto en la naturaleza cortando vegetación o peor aun moviendo musgo o césped, además los artificiales son más rápidos en un caso de urgencia o para pasar una  noche. Las construcciones con elementos naturales solo deben hacerse en casos de  emergencia, pero se puede practicar sin alterar el medio, por ejemplo después de talas para limpiar bosques, ya que el material ya está cortado. Un árbol frondoso caído, las pequeñas cuevas u otros refugios naturales son utilizables con una mínima reforma.

despues de las tiendas y los refugios con material artificiales , que ya hemos citado vendran los refugios construidos con un toldo

Fotos archivo ESDM

Según su forma los refugios pueden ser:

  • Trípode: con dos travesaños, un larguero y dos pequeños soportes para levantar el ábside trasero, si usamos materiales naturales  este es el mejor refugio para una emergencia. Uno similar pero con los dos ábsides igual de altos es también bueno, pero hace falta más tiempo y material para cubrirlo,  los ábsides (parte trasera y delantera)  son muy grandes, además si hace  baja temperatura y estás solo sobre todo, un refugio grande será mucho más frío, si el techo es alto el calor se irá arriba y esto no te ayudará a prevenir una hipotermia, otra cuestión vital es cerrar el ábside de la entrada si hace frío para conservar todo tu

Una variable de este refugio es apoyar el larguero contra  la rama de un árbol, pero el ábside  puede quedar abierto.

Si no lo hacemos con medios naturales, con un toldo o plástico se puede hacer algo similar  a  lo citado

En este caso se puede hacerse algún apaño con otro plástico o material vegetal para tratar cubrir un poco la entrada, el ábside trasero si lo bajamos mucho quedará  casi cubierto y una mochila por ejemplo  arreglará casi el problema.

Con toldos de  3×3 o similares se puede hacer un refugio parecido pero  que tendrá los ábsides cerrados, es necesario un palo de madera o aluminio o un  bastón de trekking como soporte, la principal ventaja es que conserva el calor y nos protege más del viento, la desventaja  es que la cubierta es algo más pesada y al ser un habitáculo cerrado hecho con un material impermeable, puede condensar demasiado según la persona y las condiciones.

Cobertizo de una vertiente: este tipo debería complementarse con un fuego con reflector (algo difícil, dado la que está cayendo, esto solo sería posible en emergencias de verdad). Sin el fuego solo es útil para protegerse de la lluvia o del sol, que pueden afectarte por el lado no cubier

  • Tipi: aunque es muy típico jaajja, solo alguien que naufrague con un velero, o un paracaidista, dispondrá de una cubierta tan grande, con materiales naturales tendríamos que hacerlo bastante pequeño, salvo que dispongas de   horas para construirlo y cantidades enormes de material. Se construye con varios palos muy largos mínimo 5-6 y una cubierta grande (paracaídas, parapente…). Es laborioso de hacer con palos, casi nunca  los encontrarás tan largos sin cargarte árboles. Las cubiertas artificiales, como un paracaídas, suelen calar en poco tiempo si llueve. Una solución es encender un pequeño fuego dentro para evitar que se empape la cubierta  y  esto requiere un tipi de gran tamaño, con  abertura de ventilación arriba, que solo es viable si se tiene una cubierta artificial como las descritas, o como en caso de las fotos de Canadá  se dispone de multitud de árboles caídos, como para cubrir primero con ramas verdes y luego con corteza de abedul  cosida con raíces de pícea y también de la gente, la experiencia  el tiempo suficiente, para abordar tanto trabajo.
  • Choza con piedras y tejado de ramas: es lento de fabricar para una emergencia, salvo que encuentres la base de piedras o rocas próximas, por ejemplo una construcción antigua semi derruida.
  • Estos son los tipos más frecuentes de refugios que se pueden hacer en las zonas a las que se refiere este libro. Existen más  posibilidades, dependiendo del terreno y los materiales disponibles a nuestro alcance: chozas con ramas flexibles  clavadas en el suelo y atando su parte superior, cubiertas adosadas a un árbol caído, cabaña de  madera de deriva (foto inferior en el Ártico)

Isla de Spitsbergen 1989

Replica de choza San (bosquimanos)  y Hazda Curso técnicas primitivas  ESDM 2019

Camerún 2003 refugio pigmeos Baka

(Fotos: Archivo ESDM)

Equipo ESDM

Imágenes archivo ESDM

Texto Equipo ESDM

Adaptado del libro de Jaime Barrallo Tened cuidado ahi fuera Mi bestseller .es ediciones

Próxima entrada construcción de los refugios

Refugios improvisados :porque, cuando , donde ,como

Extracto del libro Tened cuidado ahí fuera mibestseller.es

La consruccion de refugios de emergencia , es un tema amplio ,por ello vamos a dedicarle varias entradas

Tanto ppr uso ludico , como de emergencia real , esta tecnica es muy utilizada

La protección de las agresiones térmicas del medio , es una prioridad vital en situaciones reales de supervivencia

¿Por qué, cuándo, dónde y cómo hacer un refugio?

Tanto si  tu recorrido atraviesa una zona deshabitada y dura más de un día, como por una urgencia, te verás obligado a pasar la noche en el campo. Si eres novato esto te parecerá un mundo pero veras que no es tan difícil, salvo por las limitaciones legales, porque ya no es  como cuando yo empezaba, la masificación genera cada vez más normas.

Con las pautas de “por qué, cuándo, dónde y cómo” te convertirás en un acampador consumado-a, sin grandes problemas salvo, los legales. Cada vez está más restringido.

Recuerdo que estar protegido de los elementos tanto frio como calor  es una prioridad vital en situaciones de emergencia en la naturaleza.

¿Por qué?

Protegerse del frío y en menor medida del calor es una prioridad vital en situaciones de supervivencia. Al margen de la ropa, la alimentación, la hidratación y el uso del fuego, a veces la diferencia entre la vida y la muerte está en tener un lugar donde protegernos del frio o la lluvia, sobre todo si hay que pasar la noche.

Ese lugar puede ser una tienda o un simple toldo, si lo llevamos con nosotros, aunque casi siempre se puede improvisar, en caso de emergencia con lo que encontremos en el campo.

Realmente hoy en día en nuestro país(España) y en muchos otros acampar está prohibido fuera de las zonas delimitadas. Se “tolera” pasar la noche, sea un caso de urgencia o no, aunque es necesario que antes de salir el sol se levante el campamento si no se trata de una urgencia. Sin embargo, determinar qué es una urgencia es a veces difícil, aunque si alguien tiene una pierna rota, no creo que le vayan a multar por esperar en una tienda o refugio a que  alguien le rescate, por suerte promoverán el rescate los que vayan a  poner la multa jajaja…

¿Cuándo?

Si estamos haciendo un recorrido, el cuándo queda determinado por dos cuestiones: la duración del día y encontrar un buen sitio, es decir que cumpla con las características descritas en el párrafo siguiente o al menos algunas de ellas.

No es conveniente acampar muy tarde, aunque hay que estar preparado por si nos toca hacerlo, es mejor, sobre todo cuando somos novatos, disponer de tiempo para prepararlo, calcula  dos  o tres horas antes de que se haga de noche al menos hasta que cojas experiencia

¿Dónde?

Un campamento debe proteger del viento, de forma que hay que construirlos en lugares resguardados y con la parte donde está la puerta protegida del mismo y el otro extremo orientado en la dirección del viento. Es necesario buscar sitios a salvo de posibles desprendimientos de piedras, riadas y fuera de zonas donde se acumula agua (áreas planas algo más altas, que el terreno circundante) pues conviene  evitar construir zanjas alrededor que dañen el medio. Si es posible no lo construyas ni muy alto, ni en el fondo de vaguadas. Las zonas intermedias son normalmente  menos frías.

En las cercanías debe haber agua potable, pero no hay que  construirlos demasiado cerca de ríos o lagos, debido a problemas como la humedad, las crecidas o los mosquitos en la época cálida. Es conveniente vigilar que en la ubicación no exista presencia de animales molestos, como hormigas  o similares.  Levántalo en lugares visibles si esperas rescate después de una emergencia.

Los refugios o tiendas deben situarse, a ser posible, en laderas orientadas al sur para que el sol en días despejados nos caliente durante más tiempo. Si por el contrario hace mucho calor y el sol pega fuerte, habrá que elegir las zonas de umbría, es decir las laderas orientadas al norte. Evidentemente estos datos son aplicables en el Hemisferio norte,  en el sur es al contrario, aunque el refugio puedes ubicarlo  en dirección este oeste en ambos hemisferios, puerta mirando al este o al oeste, según el frío o calor  que haga.

Esto citado arriba, es lo ideal pero no siempre posible

 Lo más importante: una de dos, o acampas en un sitio permitido, o antes de que amanezca echa la tienda o el refugio abajo, salvo que sea una emergencia y lo puedas justificar.

¿Cómo? Hay  varios tipos de refugios que podemos llevar con nosotros o improvisar. Dependiendo de tipo de actividad, las condiciones atmosféricas y del lugar donde nos encontremos usaremos un tipo u otro

Proxima entrada :Los tipos de refugio en zonas templadas

Equipo ESDM

Imágenes Archivo ESDM (Jaime Barrallo)

Curso de Iniciación a la Supervivencia Deportiva

Este curso esta pensado parara tod@s los que quieran iniciarse , en esta actividad

Lo realizamos en el entorno cercano a un albergue ,,para que no sea necesario apenas disponer de material especifico

También es un curso adecuado para iniciados ,porque aclara muchos tópicos y da bastante información para ampliar conocimientos

Las personas iniciadas pueden vivaquear si lo desean

El complemento ideal para este curso, y que se realiza en totalmente en zonas salvajes con dos vivaques es : Seguridad Emergencia y Supervivencia en Zonas Templadas.

Que este año programaremos al principio de Junio

Volvemos en Mayo si el Covid lo permite

Después del parón desde las navidades por la pandemia, vamos a volver a dar cursos presenciales después del día 9 de Mayo si la incidencia y la movilidad lo permite

Evidentemente siguiendo las normas ,control de temperatura , mascarillas , distancia de seguridad

Entre Mayo y Junio hemos programado cuatro cursos:

Iniciación a la supervivencia deportiva 15 y 16 de Mayo , teórica On line 13 de Mayo (tarde- noche) lugar de practicas Comunidad de Madrid

Curso apto para personas sin ninguna experiencia y que no dispongan de apenas material, albergue, con terreno privado alrededor, posibilidad de vivaque las personas que tengan material para ello

Mas información y ficha técnica info@esdm .es

Curso técnicas primitivas de supervivencia

26 Mayo tarde noche 27-28-29- 30

Parque prehistórico Ebreibosc

Aldover Tarragona

El curso probablemente mas completo sobre el tema en España , cinco instructores especialistas con años de experiencia abajo en la galería de izquierda a derecha J Ignacio Grande ESDM -Clan del Uro JA Casanova ESDM Marco Pla ESDM EBREIBOSC Jaime Barrallo ESDM Andrea Alfonso ESDM

Mas información Info@esdm.es

En Junio sacaremos otros dos cursos

Seguridad emergencia supervivencia en zonas templadas y zonas áridas

Equipo ESDM

Raciones de comida para actividades en la naturaleza .Parte 1

Extracto del libro Tened cuidado hay fuera Mibestseller.es

Para hacer actividades auto suficientes en la naturaleza, es vital saber como componer raciones con el mínimo peso , máximo numero de calorías por 1OO gramos , fáciles de transportar y preparar y consumir Las raciones como veremos en el texto deben adaptarse a los medios naturales , donde nos vamos a mover

Una zona fría requiere una alimentación distinta de una árida

Lo primero es tener unas mínimas nociones sobre nutrición humana

Nutrición básica.

Desde el punto de vista calórico, los alimentos se encuadran en tres grandes grupos:

  • Hidratos de carbono (harinas, azúcares, etc.) que, según su composición, se dividen grosso modo en simples y compuestos.
  • Proteínas (carnes, pescados, huevos, etc.).
  • Grasas (aceites animales y vegetales).

Los dos primeros grupos aportan 4 Kcal por gramo de alimento, y el último 8 Kcal por gramo. Las grasas son las más energéticas, y su disponibilidad es diferente: los hidratos de carbono aportan energía a corto plazo (al poco tiempo de ser consumidos), mientras que las grasas y las proteínas necesitan un proceso más largo por parte de nuestro organismo para ser utilizadas.

Si lo que deseamos es hacer un ejercicio durante un corto espacio de tiempo debemos alimentarnos fundamentalmente con hidratos de carbono de asimilación rápida. Si el ejercicio se prolonga necesitaremos también hidratos de asimilación lenta.

El organismo convierte los hidratos de carbono en glucógeno, que se acumula en los músculos y el líquido extracelular, y en menor proporción en el hígado. Según el doctor Maniguet, un individuo en esfuerzo consume 3 g de glucógeno por minuto. Si en 2 horas (otros especialistas lo reducen a 1 hora) no aportamos hidratos de carbono simples (rápida asimilación) el organismo empieza a consumir grasa, con un rendimiento físico inferior.

Las proteínas son necesarias a medio plazo, ya que sirven para formar y restaurar los tejidos de nuestro organismo y arreglar los que estén deteriorados.

Otras sustancias importantes son las vitaminas, sin las cuales el organismo es incapaz de funcionar. Su déficit ocasiona alteraciones y estados carenciales que pueden producir la muerte. Sin embargo, nuestro organismo contiene reservas de la mayor parte de las vitaminas, suficientes para poder soportar una carencia de estas sustancias durante un tiempo, y según qué vitaminas.

Los minerales, como sodio, potasio, magnesio, fósforo, calcio, hierro y yodo, por citar los más importantes, son necesarios (los tres primeros a corto plazo),ya que intervienen en el proceso de hidratación.

Qué comida llevar

Peso y calorías.

Comida para seis días de travesia en bosque boreal con raquetas ( Norte de Finlandia)

He dado de comer a mucha gente en diferentes zonas salvajes del planeta. En la mayor parte de los casos esa comida ha sido trasportada a la espalda a veces durante una semana. A mediados de los 90  una firma de alimentación, me pidió que diseñara una ración para su posible uso en el ejército. Para ello  estudie varias raciones militares   y pude sacar varias conclusiones: en muchos casos  estaban pensadas para ser distribuidas  con vehículos y no para cargarlas o caminar varios días con ellas a cuestas, la media de peso para 24 horas estaba en casi dos kilos, primaba  la importancia de que la gente comiera bien sobre el peso, solo dos de las testadas  incorporaban liofilizados: la holandesa y la inglesa. De las que probé la mejor fue la holandesa. La inglesa estaba también bien pero tuve que conformarme con leer su contenido en un folleto, como decía un amigo  ¡jajaja…el tema de las raciones  lo debe llevar un escocés!, famosos por ser  bastante tacaños.

La clave es saber seleccionar los alimentos que hay que llevar en la mochila para obtener el máximo de calorías llevando el mínimo de peso.

En primer lugar, necesitas agua (500 cm3 por cada 2 horas de ejercicio, aproximadamente) y sales, sobre todo cloruro sódico. Para compensar la falta de electrolitos que pierdes al sudar necesitas como mínimo sal común para añadir al agua que bebes. Los frutos secos o las galletas saladas también pueden constituir un aporte, aunque lo ideal son las soluciones electrolíticas comerciales. Los geles que combinan hidratos de asimilación rápida con iones salinos son una solución muy adecuada como alimentación de urgencia, aunque recuerda que son una aportación de alimento y sales pero no hidratan, hay que beber agua cuando los ingerimos.

Teniendo en cuenta que el consumo de calorías diarias con una actividad física intensa es de 3.500 calorías aproximadamente con climas templados y de aproximadamente 5.000 con clima frío por debajo de cero, las raciones normales  en estos medios  se ajustaran a este consumo.

La alimentación de urgencia (emergencias máximo dos días con vivaque) debe aportar entre 1.000 y 1.500 calorías por día (completo) en clima templado. (Son las calorías  por ejemplo de una ración de balsa de salvamento, según la normativa marítima internacional  para una persona) En climas fríos entre 2.000 y  3500. El resto de calorías, salvo en personas muy delgadas, las aportará la grasa de nuestro organismo, son como indicamos raciones de emergencia para un corto periodo de tiempo.

Todos estos consumos de urgencia se entienden realizando el ejercicio elemental para sobrevivir, evitando, por ejemplo, derroches como cortar troncos a hachazos, trabajo que puede hacer el fuego sin ningún gasto calórico para el individuo, o desplazarte sin necesidad en terrenos muy duros o que desgastan mucho (nieve blanda, por ejemplo).

Recordad que sobre todo en climas fríos, donde éste tema de la nutrición  es más crítico, depende del panículo adiposo,  el metabolismo y la temperatura,

Hay que indicar que llegar a 5000 o 6000 calorías por día es difícil si no empleamos una cantidad importante de alimentos con grasa vegetal o animal

Necesitarás cocinar ya que no podrás hacer fuego prácticamente nunca de forma legal. Además, en algunas zonas áridas o de alta montaña es probable que no encuentres ningún combustible. Esto podrías solucionarlo con pastillas de combustible y una chapa plegable o con un infiernillo ligero de gas o alcohol. Con tiempo frío el gas es casi imprescindible, los otros infiernillos no tienen un buen rendimiento.

Aunque con el fuego puedes hervir y hacer el agua potable, la rapidez aconseja incluir pastillas potabilizadoras en la mochila (ver material).

La ración para dos días debe pesar alrededor de 2kg como máximo. En invierno las raciones deben estar compuestas por alimentos más hiper calóricos para evitar subir demasiado el peso de las mismas.

Las calorías  de esta tabla son un dato aproximado, para haceros una idea.

Alimentos que pueden componer una ración de urgencia y Kcal aproximadas por 100 g
Muesli en barras: 340 a 450, según ingredientes
Galletas: 500 a 550, solo usar tipos compactos, se desintegran con facilidad; las saladas son también interesantes
Nueces: 680 Como toda la proteína necesita mucha agua para su digestión
Almendras: 600 mismo problema
Avellanas: 670 mismo problema
Pasas: 300
Higos secos: 260
Orejones: 300
Cacahuetes: 560
Dátiles  280
Azúcar, glucosa, fructosa: 387
Miel: 300
Caramelos: 428, según tipos
Chocolate: 580. Problemas en tiempo cálido
Cacao: 450-500. Puede mezclarse con azúcar o fructosa y leche en polvo
Chocolate con almendras: 600, se aconseja solo con tiempo frío
Leche en polvo: 200-500, según grasa
Leche condensada: 180 a 300, según azúcar
Infusiones en sobre: 0, pueden ser útiles como estimulantes
Vitamina C en pastillas: 300, según marca
Pastilla de caldo o sopas instantáneas: 240-340, según grasa
Chicles: 250-350
Solución electrolítica de vitamina C: 240 o 300, según composición de glucosa
Lecitina de soja  en polvo: 882
Queso graso: 400. Solo con tiempo frío
Jamón serrano curado con algo de  tocino: 340-  600 depende de la cantidad de grasa
Cecina: según el animal, caballo y vaca no llegan a 250
Bacón: 820, cuidado en climas cálidos
Carne vegetal de soja: 230
Café en polvo solo: 0, útil como estimulante
Mantequilla: 660-790, solo en invierno. Puede añadirse a la leche o reforzar comida deshidratada
Aceite vegetal: 900, puede llevarse en un pequeño frasco para añadir a la pasta, el arroz u otros deshidratados
Puré de patata liofilizado: 340
Sobre arroz y pasta deshidratados: 200-370
Sobres de comida liofilizada: 250-400, según platos
Platos  cocinados: en envase para microondas 300-500, según  el plato o el fabricante


Ejemplos prácticos de raciones.

Aun disponiendo en las tiendas de muchas opciones, se dan algunos errores importantes a la hora de elegir qué llevar en la mochila. Actualmente existen en el mercado muchas alternativas. Hace 30 años muchas de estas opciones estaban fuera del alcance de la gente corriente, no existían o su precio era desorbitado.

Pero ha sido  también la necesidad y la posibilidad de  poder utilizar comida de muchos países como Australia, Canadá, Finlandia, Nueva Zelanda… lo que me ha permitido  avanzar en los diseños para mi actual trabajo de guía.

Supongo que os servirá de algo lo que voy a sugeriros.

Comida para un día con actividad intensa.

Ya hace años que desterré el bocata de chorizo. Si voy a realizar algún ejercicio más o menos intenso en el monte, para andar tranquilamente y en terreno más o menos llano, todo vale, pero si te machacas un poco más la proteína y la grasa del embutido gastan mucha agua en la digestión, que además será lenta, y se necesitará mucho aporte de sangre al estómago que estaría mejor en otra parte. Además la proteína y la grasa tardan en aportar energía, cuando lo hagan seguramente ya estarás en casa o acampado. El matiz de cuando incorporar a la dieta de actividad algún hidrato de asimilación más lenta y pequeñas cantidades de proteína y grasa, está determinado por la duración del ejercicio. Si dura más de  3 horas podríamos ingerir pequeñas cantidades de  proteínas y grasa como veremos a continuación.

Podemos decir que si hemos desayunado bien y la noche anterior hemos ingerido hidratos de carbono de asimilación lenta, durante aproximadamente la primera hora de ejercicio  no necesitas comer nada, después de este tiempo tienes que empezar a comer hidratos simples de asimilación rápida. Cuando pasan  unas 3 horas, si el ejercicio se prolonga, debes tomar hidratos de asimilación más lenta con pequeñas cantidades de grasa y proteína,  en las últimas horas de ejercicio  puedes seguir tomando hidratos simples, de hecho no pasa nada porque los tomes durante toda la actividad.  Recuerda que la   toma de  agua con o sin electrolitos  debe ser casi continua.

La frecuencia y el color de tu orina si puedes verlo  son el mejor indicador de tu estado de hidratación.  No esperes a tener sed para beber, la sed es el primer síntoma de deshidratación.

Ahora viene que alimentos  elegir. Empecemos con los más comunes que todos conocemos:

Fruta seca mejor que frutos secos, que tienen problemas de digestión similares a los descritos (demasiada proteína y grasa, asimilación lenta y gran consumo de agua). La fruta seca pesa y, según cual, puede ser vulnerable dentro de la mochila. Las naranjas serían perfectas si su cáscara no pesara tanto; con todo es quizás la mejor fruta «macutable»,  te comes todo, no hay hueso y el aporte de agua y vitamina C es muy alto. Los plátanos,  interesantes por el aporte de potasio,  son muy vulnerables  dentro de  una mochila; el plátano seco es una opción aunque tiene menos propiedades  que la fruta fresca.

La miel es perfecta, igual que la mermelada, pero hay que llevarla en un contenedor adecuado, que no pese, no se rompa y preferiblemente que podamos tomarla tal cual, chupando.

Las «gominolas» si no tienen muchos conservantes, son un hidrato de asimilación rápida perfecto.  Recuerdo que hace unos diez años una chica que guie en Laponia me dijo ¿has pensado en incorporar «chuches» a la comida  de  actividad?, yo le miré con cara de juez. Años después  me ha demostrado que  era una buena idea y  las gominolas españolas, canadienses, finlandesas, noruegas, australianas… están presentes en todas mis raciones de  ruta…!moraleja¡,  rectificar es de sabios y  entre otras cosas  las encuentras casi en cualquier país.

El chocolate, muy popular, tiene el problema de que con tiempo cálido se funde, también peca de exceso de proteínas y grasa, pero si no hace calor puede valer. Después de navidades se puede hacer acopio de turrón y mazapán para estos casos. El mazapán es ideal como hidrato de asimilación más lenta, con un poco de proteína y grasa.

En cuanto al aporte salino con incorporar una cantidad pequeña de sal común valdría, puedes recurrir  por ejemplo a  añadir sal a las frutas secas o el mazapán, aunque te sonará raro;  otra opción es  comer  a partir de  la segunda  hora de ejercicio más o menos,  algún fruto seco salado.  Para mí los cacahuetes con miel son ideales, tienen sal hidratos  simples,  proteína y grasa, si comes  poca  cantidad no habrá problemas con la digestión. Una opción, es  mezclar miel con un poco de sal y añadirlo  a los alimentos  citados  anteriormente.

Hasta aquí es lo que  teníamos a mano los pioneros, jajaja…

Pero hoy en día hay más posibilidades. Casi todas las soluciones isotónicas preparadas contienen vitamina C, cuyo aporte debe ser diario. También se comercializan geles que combinan glucosa, fructosa o ambas con cloruro sódico. Cuidado, porque no hay que olvidar beber al tomarlos; tienen iones salinos así como hidratos de asimilación rápida, pero no agua. Aunque en el terreno en el que nos movemos no es frecuente que se den temperaturas bajo cero, hay que tener en cuenta que se congelan. Pueden ser de gran ayuda como emergencia para los casos de la clásica pájara (bajada de glucosa y sales en el organismo).

La cafeína forma parte de la composición de algunos de estos  geles. Los caramelos de café pueden sustituir este componente.

Las barras energéticas son un mundo actualmente, incluso algunas incorporan sal en su composición, vitaminas y minerales. En la red puedes encontrar información exhaustiva sobre ellas, tened en cuenta que este texto no está pensado para la competición o actividades específicas como el ciclismo de montaña, en ese campo también encontrareis información en la red, mejor que estas modestas líneas.

Como veréis más adelante cito dos de composición muy simple: las de frutas  de asimilación rápida y las de pasta de  almendra con azúcar y frutas de asimilación más lenta.

Describimos en los párrafos  anteriores comida  para  actividad intensa. Pero  si  la actividad no es tan intensa, o tiene una duración prolongada, sobre todo si sales varios días, un día a base de barritas puede hacerse largo; si  la “meteo” lo permite se puede parar y comer algo más consistente. 

El bocata  clásico tendrá los problemas ya citados: proteínas, digestión lenta, gasto de agua, que se pueden solucionar dejando un poco de tiempo para hacer la digestión, y mejor si la actividad de la tarde no es muy intensa. Para no cargar con pan voluminoso yo empleo tortillas mejicanas  cuando guío y toca  bocata, también llevo embutido o queso en sobres  por no andar cortando chorizo y demás, como siempre para evitar  peso y volumen.

Otras soluciones más lógicas desde el punto de vista de la nutrición requieren llevar agua caliente o un medio de calentarla, por ejemplo, los noodles (pasta china), comida deshidratada instantánea  o liofilizada,  que cito más  abajo (hidratos de carbono compuestos) que no pesan nada y algunos se hacen incluso con agua caliente, sin necesidad de que hierva.

Desayuno.

Los desayunos si la actividad dura varios días son otra cuestión a resolver.

El capuchino de sobre, el té,  el cacao con leche (raro aquí en sobre individual),  el sobre de azúcar que no te tomas en el bar, las galletas, el pan wasa o algún primo suyo parecido.  Yo antes llevaba mantequilla y mermelada de ración individual, ahora uso el famoso queso en láminas (el que no te comes de otra forma). Las tarrinas de paté individuales son otra opción, lo mismo que los sobres de aceite. Vuelta a las sobras del bar, estos también vienen bien para añadir en las cenas a la pasta, puré…

Los cereales son otro imprescindible. Suelo traer de Canadá sobres individuales de avena con leche y sabor a algo, no me consta que aquí los haya. Si no a meter cereales del paquete en alguna bolsita de cierre por presión. Los cócteles de frutas secas son ideales para mezclar con los cereales.

Evidentemente hay más cosas que podemos emplear para desayunar: por ejemplo frutos secos, ya que por la mañana no es tan crítico ingerir grasa y proteínas, es  incluso recomendable.

Por ejemplo: dejando en la sartén, beicon  en el estado de  chicharrones tostados, si lo mezclas  pulverizado con huevo en polvo  y lo metes en una bolsa de cierre por presión, al hidratarlo con agua hirviendo  tendrás huevos con beicon.

Merienda – cena

Cuando paramos del todo por la tarde ya podemos comer grasa y proteínas, sobre todo en invierno.

Aunque las latas han sido tradicionalmente la comida para ir al monte, hoy en día existen otras posibilidades más ligeras: comida preparada en envases de plástico (para microondas), comida deshidratada, comida liofilizada, etc. No toda es carísima, el puré de patatas, los noodles (pasta china)…Incluso algunas marcas tienen puré con tropezones, pasta  o arroz liofilizados a precio  muy asequible, esto y las sopas instantáneas son los liofilizados del pobre y pueden encontrarse en un supermercado. Enterremos en el olvido la querida lata de fabada.

Podemos utilizar pasta o arroz de sobre (mejor que la pasta suelta, que suele pesar más y da más trabajo). Añadir mantequilla o mejor aceite de oliva (los sobrecitos de bar), ajo o cebolla en polvo, atún de lata o en sobre, (nuevos envases más ligeros que los tradicionales) carne de soja, cecina…

Los liofilizados son ideales, existen los caros y los baratos. Algunas marcas comercializan pasta, arroz, cuscús  y puré de patata con añadidos  a un precio razonable. Si ya quieres carne o pescado en los platos deberás comprar los caros. No confundir los liofilizados  con los deshidratados. La diferencia es básicamente que estos necesitan hervir 5 o 10 minutos, mientras que los liofilizados se hidratan con agua hirviendo en unos 5 minutos, sin necesidad de cocción, con un ahorro importante de tiempo y combustible.

Una posibilidad algo más pesada, pero más ligera que las latas, son los platos preparados que vienen en bandejas de plástico para microondas. Pueden llevarse para las primeras comidas en una ruta larga, cuando estamos cerca de un vehículo o viajamos en bicicleta, canoa, etc…

Con respecto al pan, si la cosa dura más de unas horas es mejor olvidarse del convencional. Puedes usar «crackers» o pan sueco (wasa) o similares, más ligeros y que duran más sin romperse o quedarse duros.

Sobre el clásico bocata ibérico,  una vez detenidos  no  hay razón para no emplear los excelentes quesos y embutidos que tenemos en España, esto si supera a la oferta del extranjero, no hay ningún país que los tenga mejores, al menos los embutidos.

Sacar los liofilizados baratos de su paquete ahorra sitio, claro hay que llevar un “perolo” o utilizar el sobre gastado de uno caro  que puede hidratarse en su envase, estos liofilizados que valen unos dos  Euros, solo tienen un problema, su exceso de aceite de palma, no solo es un tema de deforestación, si abusas de ellos pueden  causar alguna digestión pesada,  no siempre pasa  ni con todos los tipos hay marcas que no utilizan ese aceite

Hay algunas opciones dulces y saladas de  comida para bebés, en envases  flexibles con tapón de rosca, que también podemos considerar a la hora de comer en el campo, durante varios días.

Recuerda: Comida preparada, envases para microondas.  Si no son muchos días o no vas a caminar mucho un sustituto  de las latas es la comida preparada en envases de plástico para microondas, no gastan mucho combustible,  basta poner el contenido  en un recipiente metálico  o el contenedor sumergido parcialmente en agua hirviendo,  hay bastante variedad  y el peso es menor que una lata  y los envases vacíos abultan y pesan poco, una vez en la bolsa de basura.   Deshidratados. Son baratos pero necesitan hervir un tiempo en una marmita metálica. Con un importante gasto de combustible, casi siempre lo que podemos encontrar es pasta  o arroz con sabores.   Liofilizados (caros o baratos)  es lo mejor  ya que solo requieren una pequeña cantidad de agua hirviendo y se hidratan  en unos minutos,  permiten bastante variedad y pueden cocinarse en su envase.  
Tipos de platos preparados sin utilizar latas

Para rematar y aclarar conceptos. En la próxima entrada: ejemplo de comida durante una actividad intensa. durante el ejercicio

Jaime Barrallo Director técnico ESDM TD2 montaña, Guía en zona extremas

Diferencia entre supervivencia deportiva y real

…Extracto del libro Tened cuidado ahí fuera mibestseller.es

Esto es algo que la gente no suele tener claro, diferenciar estos conceptos de seguridad, emergencia y supervivencia.   

. Las situaciones de supervivencia son raras y muchas evitables con la adecuada prevención. Lo deseable es que solo se produzcan en simulacros controlados, cuando alguien se enfrente a ellas por deporte y no por necesidad.

Imagen Libro Tened cuidado ahí fuera

La mejor supervivencia real, es la que nunca se produce.

Si utilizáramos el tan famoso concepto hoy en día, de zona de confort:

Tendríamos que la seguridad nos mantiene en un confort relativo, dado que estamos en el medio natural donde dicho confort no será como el de casa.

Si nos enfrentáramos  a una emergencia nos encontraríamos fuera de la llamada “zona de confort” para entrar en una zona de conflicto, este será tan largo como lo que dure la resolución de esta situación  que se aparta del normal desarrollo de una actividad en el medio natural.

El pasar a una situación de supervivencia, acabaría por el tiempo que dure esta, con nuestro estado normal de confort, y nos colocaría  si hacemos las cosas bien, al menos en el estado de confort que disfrutaron nuestros ancestros, donde solo las necesidades vitales y poco más estaban cubiertas: La reflexión ahora sería ¿vivimos  con demasiadas comodidades y esto nos hace más vulnerables para vivir  aunque sea solo  por un tiempo en estado salvaje?

Seguridad.

Este concepto abarca las técnicas que se aplican en toda actividad o deporte para prevenir accidentes y situaciones de peligro y evitar el siguiente supuesto: la emergencia.

Un escalador necesita conocer muchas técnicas para progresar por una pared de roca, hasta un buscador de setas o un caminante ocasional, deben tener bien presente una serie de normas básicas de seguridad.

Imagen Libro Tened cuidado ahí fuera

Cuanto más peligrosa sea la actividad que se va a desarrollar, más complejas se tornan las técnicas de seguridad asociadas a ella. Como dice el refranero, más vale prevenir que curar. Si por el contrario andas pensando que eres invencible, que a ti eso no te va a pasar y que lo de la seguridad son consejos para “jóvenes castores” date cuenta que bien puedes acabar en una UVI o en un féretro, y que es posible que otras personas tengan que ponerse en peligro por intentar ayudarte.

Emergencia.

La emergencia podría resumirse como “cualquier circunstancia que nos impide seguir realizando la actividad con normalidad”. Dependiendo de la gravedad de la misma, la preparación y el entrenamiento mental y físico del grupo, podrá resolverse y

                                                   

Simulación uso de cámara hiperbárica en altitud Nepal 2014

continuar  la actividad felizmente hasta su finalización (incidente) o convertirse en una situación de emergencia real, donde puede ser necesario tener que recurrir a ayuda externa, porque hay que realizar una evacuación o un rescate que incluso haga necesario acudir al hospital (accidente).

Si no hemos aplicado correctamente las técnicas de seguridad, o si simplemente tenemos mala suerte,  por  ejemplo si nos encontrarnos con condiciones atmosféricas realmente malas que no esperábamos porque no estaban previstas por los meteorólogos (raro hoy en día), si nos vemos sorprendidos por lo imprevisto en definitiva, podemos encontrarnos en apenas un instante   metidos en una situación de emergencia.

En tal coyuntura sólo se contemplan dos supuestos: O lo resolvéis solitos y tiráis “palante” o la cosa es tan grave que os supera y hay que llamar a la “Caballería.”

Supervivencia.

Polaco en Tasmania carne de rescate

Cuando las técnicas de seguridad han fallado , no hemos sido capaces de resolver una emergencia, o bien esta  no tiene solución a corto plazo, llegamos al siguiente nivel de alarma: la supervivencia.

Podemos considerar que estamos en una situación de supervivencia desde el momento en que nos tenemos que detener por una causa fortuita y pasamos un tiempo indeterminado (más de unas horas) en la naturaleza, viviendo de lo que llevemos con nosotros o de lo que obtengamos del terreno. En general, podríamos decir que cuando hay una pernoctación de una noche indeseada de por medio ya estamos adentrándonos en una situación de supervivencia, un supuesto que casi siempre es evitable con la precaución.

Hoy en día, bien entrado el siglo XXI, la tecnología  como sistemas de  comunicación y localización  incluso vía satélite y unos servicios de rescate más efectivos y equipados. Reducen de modo importante las situaciones del pasado en que una persona podía encontrarse días, semanas, incluso meses perdida en la naturaleza hasta que dieran con ella. En tiempos pretéritos no era raro que no se llegara ni a encontrar el cadáver.

Es cierto que aún se producen casos dramáticos como aquellos, pero con una correcta labor de prevención, aplicando las medidas de seguridad y una cierta destreza para gestionar las emergencias hoy día se pueden evitar la mayor parte, si no todas, las situaciones de supervivencia.

No obstante  y dado que a veces el rescate o la solución por nosotros mismos pueden demorarse, incluso en los terrenos de los que se ocupa este libro, es  más que aconsejable conocer los principios básicos para afrontar esta situación. Qué duda cabe que cuanto más salvajes y remotos sean los lugares a explorar esta preparación tendrá que ser mucho más exhaustiva.

Prioridades en una situación de supervivencia real.

  1. Atender a los heridos. En una situación en la que haya heridos lo primero es atenderlos en función de su gravedad. Recuerda que lo más urgente es, siempre que sea posible, apartarse de lugares donde pueda haber por ejemplo un peligro inminente, desde  el coche que pueda arder, hasta las aguas turbulentas o el borde de un precipicio. La seguridad de los socorristas es esencial para evitar que haya más heridos o muertos en el accidente. Para ello antes de actuar se debe valorar el escenario, sus posibles riesgos y evitar males mayores que los ya sufridos.

  • Pedir ayuda o desplazarse. Dependiendo de las circunstancias, tendrás que optar por pedir ayuda a través de cualquier medio de comunicación. Los teléfonos móviles han supuesto una revolución en muchas de estas situaciones aunque también han contribuido a crear una falsa sensación de seguridad por aquello de “¡bueno, si me pasa algo ya me rescatarán!”, cosa  que no siempre es viable., al margen del costo material e incluso del riesgo que corren los rescatadores .Llegado el caso, si el teléfono no está operativo, pueden hacerse algunas señales de socorro más rudimentarias para señalar nuestra posición como veremos, o en última instancia habrá que desplazarse para pedir ayuda o volver a la civilización. Si hay heridos graves  y varios socorristas, es conveniente dedicar algún efectivo a avisar al tiempo que los demás están atendiendo a los damnificados.

  

  • Calor y refugio. Recuerda que expuesto al medio natural, sin protección, puedes llegar a morir por hipotermia. Si no puedes moverte del sitio empieza a construir un refugio cuanto antes. El fuego puede ser innecesario con urgencia en un terreno cálido, pero  el refugio sin embargo es fundamental en cualquier clima, ya que también protege de la deshidratación. Hasta un herido en un accidente de coche debe ser abrigado inmediatamente
  • Agua potable. Si un análisis indica que tu situación va a ser prolongada necesitarás agua potable. Recuerda que beber es vital a medio plazo, sobre todo con temperaturas altas (más de 36 °C ya hace que sea necesario beber con frecuencia)  sobre todo  si hay personas heridas.

  • Comida. Aun suponiendo que no cuentes con raciones de urgencia, un organismo sano y debidamente alimentado puede aguantar varios días sin comer, a condición de que el tiempo no sea muy frío. Si la situación va para largo empieza a buscar comida, cuestión difícil en la mayor parte de los ambientes y épocas del año. Para una persona que come bien todos los días puede parecer extraño dejar este apartado casi en el último lugar, pero la lectura de este libro te demostrará lo contrario. En los siguientes capítulos aprenderás más sobre estas prioridades. En un caso de supervivencia intencionada tu situación no será dramática, pero conocer este esquema es como el ABC para un superviviente. Las prioridades en una catástrofe o accidente urbano, si bien son similares, tienen algunos matices diferentes.
  • Útiles. Tanto si decides quedarte como avanzar,si realmente la situación te ha pillado con lo puesto necesitarás tal vez calzado, una camilla, una mochila, etc. Puedes ir viendo los materiales y la forma de fabricar los citados útiles con lo que llevas o puedes encontrar en el entorno.

Supervivencia deportiva y supervivencia real.

El planteamiento positivo más evidente, aplicable a las técnicas de seguridad, emergencia y supervivencia, es sin duda su utilización inmediata para desenvolverse y salir de un apuro en actividades que se desarrollen al aire libre, ya sea en lugares remotos o al lado de casa.

Aunque la palabra «supervivencia» puede tener muchas aplicaciones, básicamente podríamos definir la supervivencia deportiva como una actividad que permite desenvolverse en cualquier medio natural con autonomía, con las limitaciones que imponen la conservación de la naturaleza, el sentido común y la propia naturaleza.

Las técnicas de supervivencia que todo practicante de actividades en la naturaleza debe conocer están basadas en las prioridades vitales del ser humano ya descritas, aunque por ejemplo en una de ellas, desplazarse, pueda utilizar  habilidades de otros deportes (orientación, técnicas de montaña o de deportes acuáticos). Estas técnicas de desplazamiento deben  estar enfocadas a poder moverse por el entorno natural o superar un obstáculo eventual por el lugar más fácil posible.

Resumiendo podemos decir que esta faceta deportiva  de la supervivencia, se basa  en simular situaciones o aplicar  técnicas para solucionar problemas, en actividades  en el medio natural: pero sin que realmente peligre nuestra salud o vida.

Situaciones  de supervivencia reales.

Cueva de nieve

En este caso si puede peligrar la vida o la salud de los implicados.

En principio, los urbanitas no  suelen tener  una preparación previa psicológica, física y técnica, salvo que se hayan preparado de antemano mediante cursos o prácticas de supervivencia individuales o sus perfiles profesionales y psicológicos les faciliten esta adaptación al medio. De no estar entrenado previamente, el superviviente tiene que compensar su falta de conocimiento, y quizá el de otros, mediante ingenio y sentido común. Normalmente, en los casos reales que se dan en la naturaleza una persona sin preparación previa no dispondrá de muchos datos sobre el medio;  seguramente ni siquiera sepa el lugar donde se encuentra en ese momento.

Cuando se da un caso de necesidad imprevisto no es fácil que se tenga material específico, a no ser que siempre lleves contigo un equipo mínimo adecuado a la posible situación de emergencia o de supervivencia. Incluso en ese caso la situación puede requerir un equipo que no se haya previsto; por tanto, todos los elementos necesarios han de improvisarse con medios naturales o artificiales reciclados, por ejemplo, restos de un vehículo.

Las posibles heridas propias o de seres queridos, o la muerte de los mismos, disminuyen la capacidad de reacción. En general, podemos decir que el sufrimiento o la muerte de personas, incluso desconocidas, afecta también en este sentido, pudiendo llegar a provocar estados de shock, ataques de pánico, etc.

Herida de machete suturada sobre el terreno Panamá 2000

En una situación prolongada, tanto en campo como en ciudad, la imposibilidad de cubrir las necesidades básicas como calor, agua, comida o higiene alteran la salud física y mental de cualquier persona, especialmente de la que carezca de una actitud psicológica previa y una mínima preparación técnica que le permitan suplir en parte alguna de estas carencias.

El egoísmo y la falta de solidaridad son también factores habituales en algunos casos reales de supervivencia en grupo.

Diferencias entre la supervivencia deportiva y la real.

Damos por supuesto que las personas que realizan este tipo de prácticas  de un modo deportivo: tienen conocimientos sobre las situaciones a las que van a enfrentarse. Existe una preparación previa psicológica, física y técnica, se cuenta con un equipo adecuado a la situación y se dispone de datos sobre dónde nos encontramos y del medio que nos rodea.

Las necesidades básicas están cubiertas mediante recursos que nosotros transportamos (lo normal) o bien que somos capaces de conseguir sobre el terreno (normalmente más difícil).

En principio, tanto nosotros como nuestros compañeros gozamos de buena salud y, por lo tanto, nuestras facultades físicas y mentales están intactas. Nuestro entrenamiento nos permite afrontar la mayor parte de los problemas que se presenten sobre la marcha.

Se parte de una actitud psicológica positiva para actuar tanto en grupo como individualmente; por fortuna, no es habitual sufrir un accidente, pero es aquí cuando una situación pasa a convertirse en supervivencia real. Si prácticas deportes en la naturaleza tienes buenas razones para tener conocimientos sobre supervivencia  objetiva y sin caer  en tópicos de reality, el espectáculo televisivo sobre estos temas desinforma y crea normalmente una visión   bastante separada  de la realidad.

En esta obra tratamos de dar una visión real sobre el tema alejada del tópico que solo busca aumentar la audiencia, o de las visiones  ya  en parte obsoletas de  manuales de los años 50, el mundo está más desarrollado y ahora tiene por desgracia menos zonas salvajes Ya es poco probable que alguien pase  años viviendo en la selva (después de la segunda guerra mundial  existieron casos reales de militares japoneses en las islas del Pacifico que sobrevivieron años evitando el contacto con otros humanos, ya que pensaban que la guerra nunca había acabado).

Conocer las técnicas descritas , no solo te permitirían salir de situaciones  que como decimos  arriba son poco frecuentes  en la actualidad, al mismo tiempo se trata  una forma distinta de entender, relacionarte  y acercarte al medio natural y te ofrecerán  la posibilidad de realizar recorridos incluso de varios días por lugares salvajes transportando el material mínimo.

Y recuerda Ten cuidado ahí fuera

Equipo ESDM

Imágenes: Libro Tened cuidado ahí fuera

Curso Online sobre nuestro libro TENED CUIDADO AHI FUERA

Tenemos un libro revolucionario sobre el tema , pues bien hemos pensado hacer aun mas revolucion

Os lanzamos la idea, haber que os parece

Se trata de elaborar cuestionarios de preguntas sobre cada capitulo

No nos limitaremos a dar solo las respuestas

El que siga este curso, tendrá la opción de asistir a cuatro sesiones vía zoom , donde podrá interactuar con el autor ,preguntar sus dudas, e incluso plantear dudas que superen esta primera obra

El precio será completamente asequible , hemos pensado en 10 EU

Ya lanzamos esta idea hace unos meses ,las tres primeras personas que se mostraron interesadas , les seguimos ofreciendo el curso gratis como prometimos, recuerdo los nombres pero me lo podéis recordar por Messenger(Jaime Barrallo)

Bueno que os parece, creemos que es una forma ideal de aprender y aprovechar el libro, hasta que podamos hacer practicas presenciales en la naturaleza

Tendrán acceso todas las personas que tenga el texto versión Ebook o papel

Equipo ESDM

Sobre nuestro libro Tened cuidado ahí fuera

En 2020 Jaime Barrallo publica por fin en mibestseller.es, una obra en la que llevaba trabajando años.

Tened Cuidado ahí fuera, se basa en el trabajo de décadas de la ESDM (desde 1986) y en toda una vida del autor(1958) dedicado a la actividad en el medio natural. El punto de partida es nuestra primera obra SUPERVIVENCIA DEPORTIVA Manual practico Publicado en 1990, que en su tiempo vendió más en España que otros clásicos en su genero. La razón es que introducía un concepto «la supervivencia como actividad lúdica y aplicable a la practica de deportes y actividad en la naturaleza» separándolo de otros conceptos como el «preparacionismo» o las practicas para militares. En resumen, se popularizo un concepto que surgió en la ESDM en 1987: La Supervivencia deportiva.

Practicas de fuego por frotación en los 90

Esta primera obra ya hacia aportes novedosos, como introducir conceptos como fisiología humana básica, psicología, orientación, desplazamiento, micología, etnobotanica … como materias con capítulos específicos, la obra fue escrita entonces por varios instructores y profesores ESDM

Por desgracia la editorial cesó su actividad y quedan muy pocos ejemplares disponibles, o tal vez ya ninguno. Este libro junto a una monografía de la revista integral (básicamente hablaba de etnobotánica) fueron los primeros textos civiles publicados en España sobre supervivencia.

Después de mas de 30 años el conocimiento sobre esta actividad ha aumentado y, evidentemente, también el de una entidad pionera como la ESDM.

Barrallo, aunque abordó esta obra en solitario en cuanto al trabajo de escribirla, tuvo a toda la ESDM actual detrás como soporte. Algunos capítulos (como primeros auxilios) fueron revisados (prácticamente escritos) por Arturo Rodríguez Puerta (Máster de medicina en Montaña). La introducción está llena de agradecimientos tanto a los que aportaron en ella directamente, como a los que lo hicieron en «Supervivencia Deportiva Manual Práctico», algunos ya fallecidos como Armando Guerra de la Cruz (Covid en 2021).

Fruto de la colaboración del autor con el INEF UPM , surgió un nuevo concepto que se plasma en el libro y que es revolucionario. La diferencia entre supervivencia real y deportiva, los fundamentos biológicos el medio y la definición y diferenciación clara de Seguridad, Emergencia y Supervivencia.

Una clasificación así es vital para entender esta actividad. Nadie podría entenderla sin saber las causas psicológicas y fisiológicas que influyen en situaciones de exposición al medio. También es vital diferenciar los casos de supervivencia reales de los que nos provocamos como entrenamiento.

Vivaque con mantas térmicas curso ESDM 1987

Sobre la seguridad: Jaime siempre dice que detrás de muchos casos de supervivencia real hay errores sobre seguridad. En el libro en seguridad se encuadran los siguientes temas: preparación física básica para moverse en el medio natural, material, orientación, desplazamiento por diversos terrenos naturales …

Curso zonas áridas ESDM 2019

Emergencia: si por fallo de normas de seguridad o por una causa fortuita entramos en un situación más complicada estaríamos ante un incidente o accidente.

El capitulo empieza, con la colaboración de Manolo Taibo ( Coordinador de la Comisión de Seguridad FEDME)abordando los conceptos básicos de prevención del riesgo en actividades en el medio natural, elaboración de un plan de emergencia, normas de actuación ante un accidente, sistemas de petición de ayuda y primeros auxilios básicos.

Supervivencia: determinamos que una situación de supervivencia se produciría a partir de una noche al raso no deseada pero, por extensión las materias citadas en este capitulo, también pueden ser necesarias cuando pasamos más de un día en el medio natural por voluntad propia: refugios y vivaques, uso responsable del fuego, búsqueda y potabilización de agua, alimentación de urgencia dando prioridad a la recolección dejando la pesca y la caza como simples nociones validas para observación de fauna. Esto es así, no solo por los temas legales, si no también porque en la mayor parte de las situaciones, no es operativo ponerse a cazar o pescar. Lo primero suele llevar horas y lo segundo días. En simulaciones la gran reglamentación (artes prohibidas, vedas, permisos) hacen casi imposible su uso (salvo excepciones), al margen de la propia conciencia, de no matar sin necesidad.

Curso zonas frías ESDM 2017

Algunos de estos temas se citan en manuales clásicos de supervivencia, pero no se estructuran como en «Tened cuidado ahí fuera». La razón es que los manuales clásicos vienen de formatos escritos para uso militar, entre la Segunda Guerra Mundial y la Guerra de Vietnam.

Lo primero es que estos manuales estaban escritos pensando en un contexto que ya tiene poco que ver con los conflictos actuales (tecnología satélite, mundo cada vez menos deshabitado, materiales y vestimenta modernos). Por otra parte los supuestos de supervivencia militares suelen comenzar de un modo distinto a la actividad civil. Otro clásico de manuales son los utilizados para uso de aviación o náutica. En este caso la supervivencia pasa de una situación de entorno confortable a situación de supervivencia de modo rápido y traumático.

En la obra que nos ocupa, el enfoque como hemos ido viendo es distinto (aunque seria válido para casos reales) llega más lejos y consigue que incluso alguien que empieza sin ninguna experiencia, y sentado en el sofá de su casa, con un práctica previa a la lectura consiga sobrevivir en caso extremo en el medio natural. Además, también puede conseguir iniciarse en la actividad y la naturaleza con una visión amplia y multidisciplinar conducido por alguien que ha dedicado su vida a ello.

El libro lo han leído también personas experimentadas y todo el mundo ha aprendido algo, incluso el autor confiesa que ha aprendido cosas al tener que actualizarse para escribir algunos capítulos.

Evidentemente esto no se consigue en las páginas que normalmente tienen los manuales de supervivencia. «Tened cuidado ahí fuera» tiene 633 paginas y solo ha tocado las zonas templadas. La obra dedicada a las zonas extremas que Jaime está escribiendo ahora será incluso más largo.

El problema fue que, a pesar de que el libro se acabo de escribir en 2018, ninguna editorial quiso abordar una obra con tantas páginas (la mayoría en color). Por suerte existen hoy en dia editoriales digitales dedicadas a la autoedición. El libro en plena pandemia se editó en Mibestseller.es.

Evidentemente no es un libro barato, con ese número de páginas y cientos de fotos en color, pero los 46€ de la versión en papel y los 19€ de la versión Ebook (publicado en Amazon, la versión en papel habría costado el doble por ejemplo) están justificados. El libro lo vale. Ya ha tenido reseñas de profesionales como Manolo Taibo (Comisión de Seguridad FEDME) o Ramón Larramendi, en la actualidad uno de los mejores exploradores polares del mundo.

La inversión en este libro podemos asegurar que está justificada. Primero porque claramente aporta al lector más seguridad y comprensión del medio natural cuando este moviéndose. Le permitirá también desterrar algunos mitos y tópicos que circulan sobre la supervivencia. Desde el punto de vista puramente económico le evitará comprar material que tal vez no use nunca y cuyo precio superara a veces el costo del libro en papel.

Décadas de experiencia en la naturaleza están ahora a tu disposición. No te las pierdas.

En esta web y en nuestra página de Facebook tienes los enlaces si te hemos convencido para comprarlo.

Estamos trabajando en un pequeño curso On line , basándonos en el texto del libro, con cuestionarios de preguntas, respuestas y un tutorial para dudas por cada capitulo con el autor.

Equipo ESDM